Un lector de nuestra columna CONSULTORIO TRIBUTARIO resumiendo  sus inquietudes planteadas, respondemos a la opinión pública la siguiente pregunta: ¿Cuáles son hoy con la última reforma tributaria, los ingresos obtenidos por un empleado que pueden tener la calidad de no gravados con el impuesto a la renta?

En primer lugar, dado que la pregunta la plantea un profesional del derecho, es muy importante tener claridad para la correcta interpretación del derecho sustantivo o imponible en el impuesto a la renta y complementarios, y dentro de este orden, para tener la suficiente claridad de cuál debe ser la clasificación y tratamiento tributario de aquellos ingresos no gravado con el impuesto que en un determinado momento pueda llegar a recibir una persona natural clasificada en la categoría de Empleado (Libro Primero Título I Estatuto Tributario Nacional), nos permitimos para éstos efectos y en especial al momento de presentar la declaración de renta, tener en cuenta la siguiente clasificación de los ingresos no gravados: (i) INGRESOS NO CONSTITUTIVOS DE RENTA y (ii) RENTAS EXENTAS.

Ambos tipos de ingresos no son sujetos del impuesto a la renta, y en la respectiva declaración juegan un papel muy importante y se declaran en forma independiente siguiendo la guía y contenido del formulario 210 el señalado para declarar renta por las personas naturales no obligadas a llevar libros de contabilidad.

Los primeros como su nombre lo indica, ni siquiera constituye renta para efectos fiscales y están exclusivamente señalados como tales en las normas legales, y dada la consulta, dentro de éstos, hasta el año gravable 2012, se encontraban los ingresos que hubiera destinado el trabajador para aportes obligatorios y/o voluntarios a fondos de pensiones de jubilación, igualmente los ingresos destinados para cuentas de ahorro denominadas AFC “Ahorro para el fomento de la Construcción.

Dentro de éstos ingresos no constitutivitos de renta también se encuentran la utilidad obtenida en venta de acciones o aportes en sociedades, los dividendos y participaciones, las recompensas, la utilidad obtenida en la venta de la casa de habitación si fue adquirida antes del primero de enero de 1987, las indemnizaciones recibidas por seguros de daño, los gananciales, etc.

Los segundos, es decir las denominadas Rentas Exentas, son parte de los ingresos obtenidos por el trabajador que la ley tributaria igualmente señala como no sujetos con el impuesto a la renta, es decir, con tarifa del impuesto del cero por ciento, y dentro de éstos se encuentran precisamente y a partir del año gravable 2013, los ingresos aportados obligatoriamente por el trabajador, o el empleador, o el participe independiente a los fondos de pensiones de jubilación o invalidez y las sumas que se hayan depositado en cuentas de ahorro AFC. Igualmente los ingresos que haya aportado voluntariamente el trabajador, o el empleador o el participe independiente a seguros privados de pensiones y/o a fondos de pensiones voluntarias. También son rentas exentas, las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad, las indemnizaciones que impliquen protección a la maternidad, lo recibido por gastos de entierro del trabajador, el auxilio de cesantía e interés a las cesantías, las pensiones de jubilación, invalidez, vejez, el seguro por muerte, y el 25% del valor total de los pagos laborales sin exceder de 240 UVT mensuales.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 303 Neiva, teléfonos: 8718641 y 321 452 3315 

Menú