Continuando con los beneficios tributarios prometidos y que comenzaron a entregarse desde el consultorio anterior, a continuación, hacemos referencia a otros beneficios, procedimientos y estrategias con el ánimo de que se tengan en cuenta para ésta declaración tributaria o para el año 2009. Es bueno recordar que estos beneficios o procedimientos tributarios recobran especial importancia para la persona obligada a presentar declaración de renta.

  1. APORTES OBLIGATORIOS Y VALUNTARIOS A FONDOS DE PENSIONES POR PARTE DEL TRABAJADOR.

Estos aportes son ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, ni tuvieron que hacer parte de la base para efectuar la retención en la fuente. Pero no olvidemos que cuando el trabajador hace aportes voluntarios al fondo de pensiones, ambos (el aporte obligatorio y el voluntario) tanto para disminuir la base de retención en la fuente a titulo de salarios, como la parte de ingreso no gravado cuando presente la respectiva declaración tributaria si le obliga a declarar, el beneficio, no puede ser superior al 30% del total del ingreso laboral del trabajador. Este mismo beneficio tributario lo pueden aplicar los participes o aportantes independientes.

  1. LAS RENTAS EXENTAS LABORALES.

El artículo 206 del E. T., contempla además, las rentas exentas de índole laboral, dentro de las cuales destacamos, las pensiones de jubilación, las indemnizaciones sustitutivas de pensiones, las cesantías y los intereses a las mismas,  el pago por licencia de maternidad, el 25% del salario gravable del trabajador limitado para todo el año 2008 a $ 63.516.000 (240 UVT x $22.054 x 12 meses). Como decíamos, estos beneficios son muy importantes si el trabajador está obligado a presentar declaración de renta. Para el año 2008, el asalariado y el trabajador independiente, no están obligados a declarar renta si sus ingresos brutos anuales son iguales o inferiores a la suma de $ 72.778.000 y su patrimonio bruto (bienes) no excede la cifra de $ 99.243.000. Adicionalmente, para no declarar, deben cumplir los demás requisitos establecidos en el artículo 8 del Decreto 4680 de 2008.

  1. DIVIDENDOS Y PARTICIPACIONES NO GRAVADAS

Las utilidades que les correspondan de las sociedades anónimas o limitadas donde se tengan acciones o aportes, son ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Para éste tratamiento tributario, es importante que el accionista o socio, reclame certificación en la empresa donde se tiene la inversión, donde debe venir estipulado entre otros aspectos, el valor de la inversión a diciembre 31 de 2008, el valor de los dividendos o participaciones decretadas, y el valor de éstos como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional. Es posible, que parte de estas utilidades  sean gravadas para el accionista o socio; todo depende,  de cuál ha sido el tratamiento tributario de la sociedad que generó  éstas utilidades.

  1. LA UTILIDAD EN VENTA DE ACCIONES COTIZADAS EN BOLSA ES INGRESO NO GRAVADO.

Para efectos de planeación tributaria, es una excelente oportunidad de inversión, porque las utilidades que se obtengan por la venta  de éstos títulos, son ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Hoy algunas empresas muy importantes del sector productivo del país, sobre todo aquellas del sector oficial, ofrecen al público paquetes muy representativos de sus acciones con dividendo garantizado y además con el atractivo que tanto la inversión, como su revalorización, rentabilidad y utilidad por la venta, no paga el impuesto a la renta.

  1. INGRESOS QUE POR SU NATURALEZA NO PUEDEN ESTAR SOMETIDOS A PAGAR IMPUESTOS DE RENTA.

Es un aspecto muy importante a tener en cuenta para todos los contribuyentes de éste impuesto, aunque no es la generalidad. Por excepción, se presentan algunos casos, donde en el año gravable se realizan cierto tipo de ingresos que por su naturaleza o por su tratamiento tributario en años anteriores, no pueden estar sujetos a imposición, ni siquiera a declararse. Tenemos por ejemplo, recuperación de provisiones que no fueron deducibles en años anteriores, inclusive ingresos de ejercicios anteriores; para las cajas de compensación familiar los ingresos que provengan de salud, educación, recreación y desarrollo social;  para los fondos de empleados éstas mismas actividades, que por lo general,  la gran mayoría de los fondos de empleados son no contribuyentes por no desarrollar actividades comerciales, industriales o financieras.

Menú