La administración tributaria se pronuncia acerca de una consulta donde se le plantea si las siguientes conclusiones son acertadas desde una perspectiva tributaria. Por ejemplo, la siguiente conclusión: “Los mayores valores de los bienes inmuebles registrados en la contabilidad como resultado de mediciones a valor razonable no se deben tener en cuenta al momento de la adjudicación de dichos activos en la liquidación de una sociedad”. Y de igual manera se le plantea a la Dian otras dos conclusiones similares y sus efectos tributarios al distribuirse el remanente social a los socios o accionistas cuando se trata de bienes inmuebles.

La DIAN opina, que es preciso señalar, que en procesos de liquidación de sociedades en los cuales se enajenan o liquidan los activos sociales con el fin de pagar pasivos externos, los cuales son susceptibles de generar ingresos devengados por la medición a valor razonable, con cambios en el resultado integral, dichos ingresos deberán ser reconocidos por la sociedad en liquidación, tal como lo señala el numeral 5 del art. 28 del E.T.

Sin embargo, considera la Dian, que en procesos de liquidación de sociedades en los cuales no realiza enajenación o liquidación de los activos, sino estos se distribuyen como remanente a los socios, no habrá lugar a reconocer los ingresos devengados por la medición a valor razonable, con cambios en el resultado integral, sino que dichos activos deberán distribuirse a los socios por el valor neto de liquidación en los términos del anexo 5 y el titulo 5 de la Parte 1 del Libro 1 del Decreto 2420 de 2015, adicionados por el Decreto 2101 de 2016.

Menú