Un lector nos consulta: Estoy organizando una rifa grande en San Agustín, y me gustaría saber cuales son las implicaciones tributarias que tiene el premio para el ganador.

Es importante recordar que, en nuestro sistema tributario algunos ingresos extraordinarios son gravados con el impuesto de ganancias ocasionales, el cual es complementario al impuesto sobre la renta. En decir, se liquida y se paga junto con éste.

Ahora bien, para que el ingreso extraordinario se pueda considerar constitutivo de ganancia ocasional, debe estar expresamente señalado en la ley tributaria. En efecto, el estatuto tributario señala que los ingresos susceptibles de constituir ganancias ocasionales son los siguientes: la utilidad en la enajenación (venta) de activos fijos poseídos dos años o más; las utilidades originadas en la liquidación de sociedades; los ingresos provenientes de Herencia, Legados y Donaciones; los ingresos provenientes de loterías, premios, rifas, apuestas y similares.

Frente a la inquietud, la persona (natural o jurídica) que gané el premio (suma de dinero o bien) realiza un ingreso extraordinario, el cual está gravado por la Ley con el Impuesto Complementario de Ganancias Ocasionales.

Efectivamente, el artículo 304 del E.T. prescribe que se consideran ganancias ocasionales, los ingresos provenientes de loterías, premios, rifas, apuestas y similares.

Las principales características de éste impuesto son:

a). Tarifa: Será del 20%.

b). Cuantía: Para determinar el valor del impuesto de ganancias ocasionales, el Estatuto Tributario establece que cuando sea en dinero, su cuantía se determina por lo efectivamente recibido, mientras que cuando sean en especie, tendrán el valor que se les asigne en el respectivo plan de premios, el cual no podrá ser inferior al valor comercial.

C). Pago.- El impuesto debe ser retenido en la fuente: el artículo 306 del E.T. prescribe que el impuesto de ganancias ocasionales debe ser retenido (es decir, descontado) por las personas naturales o jurídicas encargadas de efectuar el pago en el momento del mismo, lo anterior cuando sea en dinero.

Cuando el premio sea en especie, el monto de la retención podrá cancelarse dentro de los seis meses siguientes a la causación de la ganancia, previa garantía constituida en la forma que establezca el reglamento
Por último, el artículo 404-1 del Estatuto Tributario establece que la retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por concepto de loterías, rifas, apuestas y similares, se efectuará cuando el valor del correspondiente pago sea superior a 48 UVT.
Es decir, se aplicará la retención cuando el premio supere la suma de $ 1.178.640. En cambio, si el pago es inferior no se aplicará la retención, pero, el beneficiario que declare renta, tendrá que declarar esos ingresos como ganancia ocasional y aplicar la tarifa respectiva.

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados – Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas:preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.

Menú