En las tres publicaciones anteriores de CONSULTORIO TRIBUTARIO venimos recomendando a nuestros lectores medidas y/o estrategias para el CIERRE CONTABLE Y FISCAL 2010. Con ésta publicación, terminamos este tema y pasamos a hacer breves comentarios acerca de los proyectos de reforma tributaria que actualmente se están tramitando en el Congreso de la República, especialmente para hoy, la propuesta del gobierno nacional en uno de éstos proyectos de reforma tributaria, de cambiar las reglas de juego de la aplicación de la tarifa a la base gravable del impuesto de patrimonio en virtud a lo establecido en los artículos 295-1 y 296-1 del Estatuto Tributario.

 

ULTIMAS RECOMENDACIONES PARA EL CIERRE.

 

  1. Revisión cuidadosa de costos y gastos gravados con el IVA realizados o incurridos con personas no inscritas en el régimen común del impuesto a las ventas, cuando dichos pagos sean por contratos de valor individual y superior a 3.300 UVT ($81.032.000 para 2010), evento en el cual, no procederá como costo ni deducción, en virtud a lo establecido por el articulo 177-2 del E.T. Igualmente los realizados con posterioridad al momento de que los contratos superen un valor acumulado a 3.300 UIVT del respectivo año gravable 2010. También los realizados a personas no inscritas en el régimen común cuando no se conserve copia del RUT en la cual conste que el vendedor del bien o prestador del servicio se encuentra inscrito en el régimen simplificado.

 

  1. Revisión de los costos y gastos imputables a ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, los cuales no procederán como tales según lo dispone el artículo 177-1 del E. T.

 

  1. Revisión de los documentos soportes (facturas y documentos equivalentes) de costos, gastos e impuestos descontables, para verificar los requisitos mínimos que deben contener estos documentos, de acuerdo a lo señalado por el artículo 771-2 del E. T., reglamentado por los artículos 2, 3 y 4 del Decreto 3050 de 1997 y artículo 3 del Decreto 522 de 2003.

 

  1. No olvidar de la conveniencia o no de aplicar para efectos tributarios, los reajustes fiscales del artículo 70 del E. T., a los activos fijos incluidas las inversiones de renta variable (acciones y aportes en sociedades). Este ajuste por inflación (reajuste fiscal), lo pueden hacer inclusive las personas obligadas a llevar libros de contabilidad. Su aplicación, insistimos, no tiene efectos contables, únicamente tributarios.

 

EL IMPUESTO DE PATRIMONIO PARA EL AÑO 2011.

 

En oportunidades anteriores de ésta columna, habíamos alertado a los contribuyentes que deban pagar éste impuesto, y en general a los asesores y contadores, que en la forma como está redactado el articulo 296-1 del Estatuto Tributario (adicionado por el artículo 5 de la Ley 1370 de 2009), algunos obligados presentarían declaración de éste impuesto pero el impuesto a pagar podría ser ceros pesos en la medida de la estructura de su planeación tributaria hacia éste gravamen. En efecto, ésta disposición contempla lo siguiente:

“ARTÍCULO 296-1. Adicionado. Ley 1370/2009, Art. 5. Tarifa. La tarifa del impuesto al patrimonio a que se refiere el artículo 292-1, es la siguiente:

Del dos punto cuatro por ciento (2.4%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a tres mil millones de pesos ($3.000.000.000) sin que exceda de cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

Del cuatro punto ocho por ciento (4.8%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

En ambos casos establecida dicha base gravable de conformidad con el artículo 297-1”.

Bajo ésta concepción, un contribuyente con patrimonio  líquido a primero de enero de 2011 superior a 5.000 millones, pero después de depurado conforme a su planeación tributaria realizada durante todo el año, si la base gravable queda dentro del rango de 3.000 a 4.999 millones de pesos, la tarifa seria del 2.4% y no del 4.8%. En otro caso, si la base gravable queda por debajo de los 3.000 millones el impuesto seria cero pesos.

Hoy el gobierno nacional ha introducido en un proyecto de reforma tributaria que actualmente cursa en el congreso de la republica una reforma a éste articulo 5 de la ley 1370 de 2009 con el argumento de subsanar una ambigüedad que le quedó a ésta norma, en el sentido de aclarar, que para la aplicación de la tarifa del 2.4% o del 4.8% se hace ya no en razón a la base gravable establecida, sino en razón al hecho generador de la obligación, de tal forma que, por ejemplo, si el patrimonio liquido a enero 1 de 2011 es mayor de 5.000 millones y después de depurado queda por debajo de los 3.000 millones, la tarifa será en todo caso del 4.8%; pero si el patrimonio liquido a enero 1 de 2011 es igual o superior 3.000 millones pero inferior a 5.000 millones y después de depurado queda por debajo de los 3.000 millones, la tarifa será del 2.4%.

Este cambio de las reglas de juego de la ley es “jugarle sucio al contribuyente”, porque no se puede concebir que a última hora, después de que el contribuyente ha realizado durante todo el año gravable 2010 una planeación tributaria legal, productiva y de desarrollo empresarial para adecuar su base gravable del impuesto de patrimonio a los verdaderos flujos de caja tributarios,  cambie la legislación so pretexto de corregir una ambigüedad de la ley.

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com. Preguntas:preguntas@araqueasociados.com. Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.

Menú