CONSULTORIO TRIBUTARIO

Un lector nos pregunta si la sobretasa del impuesto creada por el Decreto Ley 4825 de diciembre 29 de 2010, también se puede, para efectos contables, cargar contra la cuenta de Revalorización del Patrimonio en vez de cargarla contra el gasto del año 2011. El consultante nos advierte que el Impuesto de patrimonio en sí, es decir, el que le correspondió causar ahora el primero de enero de 2011 a la tarifa del 2.4%, sí se va a contabilizar contra la cuenta de Revalorización del Patrimonio y una cuenta por pagar de impuesto de patrimonio por el mismo valor.

Igualmente nos pregunta, si el valor de la primera cuota que deben pagar ahora en febrero los grandes contribuyentes, solo basta con calcular y pagar por lo menos el 20% del saldo a pagar del año 2009.

Expresamos nuestra opinión con mucho gusto, advirtiéndole a nuestro lector, que ésta apreciación bien puede no ser compartida por las autoridades tributarias, pero lo hacemos apoyados en las normas legales y con una interpretación práctica y sistemática de las mismas.

Con respecto a la primera pregunta:

Dado que el impuesto de patrimonio las mismas normas de ley que lo han creado han permito también que se cargue, afecte o disminuya la cuenta de Revalorización del Patrimonio, en vez de afectar los resultados del ejercicio (gasto), citamos como referencia precisamente las leyes 1111 de 2006, Ley 1370 de 2009 y Decreto Ley 4825 de 2010 de emergencia económica.

Actualmente el impuesto de patrimonio que se debió causar ahora el primero de enero de 2011 con tarifas del 2.4% o del 4.8% dependiendo de su base gravable, y que dos de sus ocho cuotas se deben pagar éste mismo año y quedan seis para el año 2012, 2013 y 2014, responde a las disposiciones de la Ley 1370 de 2009 (Del Artículo 292-1 al 298-5 del Estatuto Tributario) en la forma como fue modificado por el Articulo 10 de la Ley 1430 de 2010.

Pero además, también el primero de enero de 2011, se debió causar el NUEVO  impuesto de patrimonio que estableció el Decreto Ley 4825 de 2010 para mitigar los efectos de la ola invernal, el cual consistió, como lo hemos comentado en consultorios anteriores, en obligar a pagar este gravamen a los pequeños contribuyentes con tarifas del 1% o del 1.4% dependiendo de la base gravable, para los cuales también, dos de sus ocho cuotas se deben cancelar éste año 2011 y quedan seis para los años 2012, 2013, y 2014. Este mismo Decreto Ley, estableció en su capítulo II la SOBRETASA DEL IMPUESTO DE PATRIMONIO que deben cancelar los contribuyentes de éste impuesto, pero no para los pequeños, sino para los grandes que tributan con tarifas del 2.4% o del 4.8%; igualmente también en ocho cuotas se sobretasa, dos de las cuales se pagan éste año 2011.

LA CONTABILIZACIÓN DE LA SOBRETASA DEL IMPUESTO DE PATRIMONIO.

Para éste propósito, permítanos sugerirle que consulte el Oficio 115-009819 de enero 26 de 2011 de la Superintendencia de Sociedades, donde, como organismo de control, sugiere, al interior del Decreto Reglamentario 514 de 2010; seis (6) formas diversas de contabilizar el Impuesto de Patrimonio, pero no es claro o no dice para nada para la contabilización de la Sobretasa de éste impuesto.

Fácilmente podríamos recomendarle, que para efectos de la contabilización de la sobretasa, también ella podría cargarse o disminuir la cuenta de Revalorización del Patrimonio, por aquello del principio que lo accesorio sigue a lo principal; pero, en éste caso, dado que ninguna norma legal ha establecido que la sobretasa también de cargue contra ésta cuenta, es mejor, por prudencia y respeto a las normas, que la sobretasa por ser un impuesto distinto al  Impuesto de patrimonio se cargue directamente contra los gastos del ejercicio en la parte que corresponda a éste año, eso sí, considerando y recomendando de diferir las seis cuotas restantes para los años 2012, 2013 y 2014, cuya amortización deberá realizarse contra los resultados del respectivo periodo y no contra la cuenta de revalorización del patrimonio.

 

Porque lo recomendamos así: Porque la cuenta Revalorización del Patrimonio solamente puede tener los movimientos o destinación establecidos en los Decretos 1536 de 2007 (Articulo 9) y ahora el Decreto 514 de 2010, en armonía con lo establecido por el Articulo 36-3 del Estatuto Tributario.

 

RESPUESTA A LA SEGUNDA PREGUNTA:

 

Recomendamos para no tener posteriormente inconvenientes con la Dian sobre el tema de reimputación de pagos, que la primera cuota del impuesto a la renta de los grandes contribuyentes que se cancela ahora en febrero de éste año antes de presentar la respectiva declaración de renta del año gravable 2010, se liquide teniendo en cuenta el saldo a pagar que vaya a arrojar el año gravable 2010, teniendo presente que éste valor así determinado, no puede ser inferior al 20% del saldo a pagar determinado en el año anterior. No olvidemos que ahora los grandes contribuyentes solo cancelan en tres cuotas y no en cinco como ocurrió hasta el año gravable 2009.

 

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas:preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.