En esta ocasión, por petición  de académicos e investigadores, nos proponemos dar a conocer los nuevos cambios legislativos en el tema de los beneficios tributarios por inversiones en Ciencia y Tecnología.

Pues bien, la Ley 1450 de junio 16 de 2011 conocida como Ley Plan de Desarrollo, la que introdujo en su artículo 173 nuevas reglas de juego a la retención en la fuente a titulo del impuesto a la renta para los trabajadores independientes, tema sobre el cual hemos venido aclarando en consultorios anteriores y que hasta el momento seguimos esperando el tan necesario decreto reglamentario, ha contemplado y/o modificado otros beneficios tributarios importantes en lo atinente a las inversiones o donaciones que hagan los contribuyentes del impuesto a la renta para proyectos CIENCIA, TECNOLOGIA e INNOVACION.

  1. Empecemos por recordar que el Artículo 428-1 del Estatuto Tributario, hoy precisamente modificado por ésta ley del Plan de Desarrollo, quedó redactado de la siguiente manera:

“ARTÍCULO 428-1. Modificado. Ley 1450/2011, Art. 35. Importaciones de activos por instituciones de educación y centros de investigación. Los equipos y elementos que importen los centros de investigación o desarrollo tecnológico reconocidos por COLCIENCIAS, así como las instituciones de educación básica primaria, secundaria, media o superior reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional y que estén destinados al desarrollo de proyectos calificados como de carácter científico, tecnológico o de innovación según los criterios y las condiciones definidas por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios en Ciencia, Tecnología e Innovación, estarán exentos del impuesto sobre las ventas (IVA)”.

La nueva disposición incluye para gozar del beneficio de exención del IVA, además de las instituciones de educación superior que ya venían gozando de éste beneficio tributario, a las instituciones de educación básica primaria, secundaria, media o superior reconocidos por el Ministerio de Educación Nacional.

  1. Por otra parte, se fortalece en participación democrática con nuevos miembros, el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios en Ciencia, Tecnología e Innovación creado la Ley 1286 de 2009, ley ésta cuyo objetivo fue fortalecer el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y a Colciencias para lograr un modelo productivo sustentado en la ciencia, la tecnología y la innovación, para darle valor agregado a los productos y servicios de nuestra economía y propiciar el desarrollo productivo y una nueva industria nacional.
  2. Ahora destacamos lo más importante que ésta ley Plan de Desarrollo trae como beneficio tributario para los contribuyentes personas naturales o personas jurídicas contribuyentes del impuesto a la renta (Articulo 158-1 E. T., modificado por el artículo 36 de la Ley 1450 de 2011). Se trata nada más ni nada menos, de poder deducir de la renta bruta, el costo de las inversiones en proyectos calificados como de investigación y desarrollo tecnológico, equivalente al 175% del valor invertido en el periodo gravable en que se realiza la inversión. Esta deducción no podrá exceder del 40% de la renta liquida determinada antes de restar el valor de la respectiva inversión.
  3. Tales inversiones serán realizadas a través de Investigadores, Grupos o Centros de Investigación, Desarrollo Tecnológico o Innovación o Unidades de Investigación, Desarrollo Tecnológico o Innovación de Empresas, registrados y reconocidos por Colciencias.
  4. Igualmente también destacamos, que los contribuyentes podrán optar por la alternativa de deducir el 175% del valor de las DONACIONES efectuadas a éstos centros o grupos de investigación citados anteriormente, siempre y cuando se destinen exclusivamente a proyectos calificados como de investigación o desarrollo tecnológico. La deducción bajo ésta modalidad, tampoco podrá exceder del cuarenta por ciento (40%) de la renta líquida determinada antes de restar el valor de la donación. Cuando el beneficio supere el valor máximo deducible en el año en que se realizó la inversión o la donación, el exceso podrá solicitarse en los años siguientes hasta agotarse, aplicando siempre el límite del 40%.
  5. La utilización de esta deducción en personas jurídicas, no genera utilidad gravada en cabeza de los socios o accionistas, para destacarlo como nuevo beneficio en cabeza de éstos.
  6. El citado Consejo Nacional de Beneficios Tributarios en Ciencia, Tecnología e Innovación, definirá para cada año, los criterios y condiciones para dichos proyectos de inversión, así como los procedimientos de control, seguimiento y evaluación, para garantizar la divulgación de los resultados de dichos proyectos.
  7. La legislación anterior, solo contemplaba como deducción un 125% del valor de la inversión o donación, y además el beneficio no podía ser superior al 20% de la renta liquida antes de restar la inversión; pero además, se contemplaba que el beneficio tributario aplicaba también cuando la inversión fuera para proyectos de formación profesional en instituciones de educación superior pública o privada reconocidas por el Ministerio de Educación Nacional y como entidades sin ánimo de lucro.

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.

Menú