LA DIRECTORA SECCIONAL DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES DE NEIVA

En mi calidad de exfuncionario de la Dian de Neiva y como docente en el área del derecho tributario, me permito en ésta oportunidad antes de exponer el caso tributario de la presente columna, hacer un reconocimiento muy breve pero con suficiente significado de respeto y admiración, a la mujer que hoy  desempeña el cargo de Directora Seccional de Impuestos y Adunas Nacionales de Neiva, a nuestra coterránea y colega Doctora YINET CASTILLO RUBIANO, funcionaria de carrera en la administración tributaria de Neiva, contadora pública de la Universidad Surcolombiana, especialista en Gestión Tributaria y Aduanera, quien por sus méritos obviamente, se hizo  acreedora de tan alta distinción por designación  del Director General de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Su desempeño en el anterior cargo (Jefe División Gestión de Fiscalización), lo vivimos  todos los contribuyentes y ciudadanos del Departamento del Huila, con despliegue de  talante ejecutivo, conocimiento del derecho tributario, buen trato y liderazgo, que sin lugar a dudas, son cualidades que  le caracterizan y permanecerán en ella para una exitosa gestión como directora seccional. Felicitaciones a la Doctora Castillo y le auguramos cosecha permanente de aciertos administrativos porque además, se encuentra rodeada de excelentes y capacitados colaboradores y compañeros de trabajo.

Ahora sí vamos al grano, al asunto tributario.

Hoy los trabajadores independientes, contratistas  y contratantes o agentes de retención en la fuente,  se están preguntando y con mucha razón, qué pasó con las modificaciones que se habló al final del año pasado para el tratamiento tributario en relación con la retención en la fuente para los trabajadores independientes, en el sentido de que el gobierno nacional se proponía a derogar el famoso artículo 173 de la Ley 1450 de 2011, la que estableció que ésta retención debía aplicarse con base en la tabla establecida para rentas laborales cuando los pagos mensuales recibidos fueran inferiores a 300 UVT.

En efecto, la modificación al tratamiento de la aplicación de la retención en la fuente a título del impuesto a la renta para trabajadores independientes y derogación expresa del controvertido artículo 173 de la Ley del Plan de Desarrollo, fue aprobada por el Congreso de la Republica, en una ley que se denominó “Ley de Libranza” y pasó para sanción presidencial.

Resulta que la ley no fue sancionada, por el contrario, fue objetada por el presidente de la república y devuelta al congreso en los primeros días del mes de enero de este año 2012, por asuntos diferentes a lo aprobado por el congreso para la retención en la fuente a los trabajadores independientes. Esperemos a ver la suerte que corra en el congreso esta acción constitucional de objeción propuesta por el presidente  de la republica a la Ley de Libranza.

Recordemos a groso modo lo aprobado por el congreso de la república en éste proyecto de ley denominado  ley de la libranza  para el nuevo método de  aplicación de retención en la fuente para los ingresos percibidos por los trabajadores independientes.

Hasta 100 UVT no hay retención en la fuente siempre y cuando el trabajador independiente se encuentre inscrito en el régimen simplificado o que cumpla el tope mínimo de ingresos previsto para este régimen. Mayor de 100 UVT y dentro de unos intervalos señalados, la retención aplicable va desde el 2% y hasta el 8% cuya base gravable será del 80% del respectivo pago o abono en cuenta disminuido en el valor que acredite el trabajador por pago a la seguridad social.

Mayor de 300 UVT la retención aplicable es la prevista en las normas generales, es decir, del 10% o del 6%.

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204, teléfonos: 872 12 27, 321 452 3315.

Menú