Para culminar un tema tan importante que veníamos tratando en los dos últimos consultorios tributarios –deducciones especiales por inversiones-, además de los beneficios tributarios en el impuesto a la renta y en el impuesto a las ventas por inversiones en control y mejoramiento del medio ambiente, el estatuto tributario nacional (Artículos 157 y ss) contempla beneficios tributarios  en el impuesto a la renta para otras clases de inversiones así:

  1. a) Deducción en nuevas plantaciones, riegos, pozos y silos. Las personas naturales o jurídicas que realicen directamente inversiones en nuevas plantaciones de reforestación, de coco, de palmas productoras de aceites, de caucho, de olivo, de cacao, de árboles frutales, de obras de riego y avenamiento, de pozos profundos y silos para tratamiento y beneficio primario de los productos agrícolas, tendrán derecho a deducir anualmente de su renta el valor de dichas inversiones que hayan realizado en el respectivo año gravable. Esta deducción de no podrá exceder del diez por ciento (10%) de la renta líquida del contribuyente que realice la inversión.

 

  1. b) Deducción por amortización en el sector agropecuario. Serán considerados como gastos deducibles del impuesto sobre la renta, en sus coeficientes de amortización, las inversiones en construcción y reparación de viviendas en el campo en beneficio de los trabajadores; igualmente, los desmontes, obras de riego y de desecación; la titulación de baldíos; construcción de acueductos, cercas, bañaderas y demás inversiones en la fundación, ampliación y mejoramiento de fincas rurales.

 

  1. c) Deducción por inversiones en desarrollo científico y tecnológico. Las personas que realicen inversiones directamente o a través de Centros de Investigación, Centros de Desarrollo Tecnológico, constituidos como entidades sin ánimo de lucro, o Centros y Grupos de Investigación de Instituciones de Educación Superior, reconocidos por COLCIENCIAS, en proyectos calificados como de carácter científico, tecnológico o de innovación tecnológica, por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, o en proyectos de formación profesional de instituciones de educación superior estatales u oficiales y privadas, reconocidas por el Ministro de Educación Nacional, que sean entidades sin ánimo de lucro y que en un proceso voluntario hayan sido acreditadas u obtenido acreditación de uno o varios programas, tendrán derecho a deducir de su renta el ciento veinticinco por ciento (125%) del valor invertido en el período gravable en que se realizó la inversión. Los proyectos de inversión deberán desarrollarse en áreas estratégicas para el país tales como ciencias básicas, ciencias sociales y humanas, desarrollo industrial, ciencias agropecuarias, medio ambiente, hábitat, educación, salud, electrónica, telecomunicaciones, informática, biotecnología, minería y energía. Esta deducción no podrá exceder del veinte por ciento.

 

  1. c) Deducción por inversión en activos fijos reales productivos. A partir del 1° de enero de 2010, las personas naturales y jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta, podrán deducir el 30% (hasta el año gravable 2009 el 40%) del valor de las inversiones efectivas realizadas sólo en activos fijos reales productivos adquiridos, aun bajo la modalidad de leasing financiero con opción irrevocable de compra, de acuerdo con el Decreto 1766 de 2004. Recordemos que el uso de este beneficio no da derecho al beneficio de auditoría de la declaración. La utilización de esta deducción no genera utilidad gravada en cabeza de los socios o accionistas.

 

  1. d) Deducción por inversiones en la industria petrolera, exploración de hidrocarburos, gases y minerales.

 

 

La Ley 1393 de 2010.

 

El gobierno nacional sancionó el  pasado 12 de julio de 2010 la Ley 1393, cuyo texto había sido aprobado en el congreso desde el mes de junio,  cumpliendo así cometido de convertir en ley de la república algunas de las medidas que estuvieron contenidas en los decretos de emergencia social de enero de éste año declaradas inexequibles por la Corte Constitucional en el mes de abril de 2010. En consecuencia, la nueva Ley 1231 retoma básicamente las mismas medidas que estuvieron contenidas en esos decretos de emergencia social, aspectos sobre los cuales nos ocuparemos en las dos próximas columnas de CONSULTORIO TRIBUARIO.

 

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados – Consultores Tributarios. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte nuestra página web www.araqueasociados.com. Puede realizar preguntas al Email: preguntas@araqueasociados.com o en la Carrera 7 No. 8 – 72 Of. 502, Teléfono: 8721227.

Menú