Son dos los aspectos que se deben analizar frente al contador público de la sociedad o de la persona natural obligada a llevar contabilidad, que decide firmar la declaración de renta, sin estar obligado a ello: el primero, su firma genera las responsabilidades inherentes a la profesión de contador, entre otros aspectos, a la establecido en el artículo 581 del Estatuto Tributario donde establece que la firma del contador o revisor fiscal certifica que: a) Los libros de contabilidad se encuentran llevados en debida forma, b) que los libros de contabilidad reflejan razonablemente la situación financiera de la empresa, y c) que las operaciones registradas en los libros se sometieron a las retenciones que establecen las normas vigentes; y el segundo, la declaración de renta se entiende formalmente presentada ante la administración tributaria.

Caso contrario, si la declaración de renta o cualquier otra declaración tributaria estando obligada a estar firmada por el revisor fiscal o por un contador público, se presenta sin la firma de estos, o en el procedimiento de presentación virtual el revisor fiscal no tiene el certificado de firma digital asignado por la DIAN, la declaración se entiende por no presentada, conllevando al pago de una sanción de extemporaneidad al momento de presentarse nuevamente la declaración mediante el mecanismo de corrección a la misma.

En el Consultorio Tributario pasado, esbozaron quienes están obligados a nombrar revisor fiscal, quisiera saber si ¿Las Sociedades por Acciones Simplificadas S.A.S deben tener revisor fiscal?.

De la lectura del artículo 28 de la Ley 1258 de 2008 (por medio de la cual se crea el nuevo tipo societario), es posible interpretar que las Sociedad por Acciones Simplificadas no requieren revisor fiscal por el solo hecho de ser sociedades por acciones simplificadas, a diferencia de las sociedades anónimas clásicas (s.a) en donde el Código de Comercio exige tal figura de conformidad con el numeral 1ª del artículo 203. Sobre particular la Supersociedades se pronunció mediante oficio Nro. 220-039060 del 11 de febrero de 2009.

No obstante y atendiendo el concepto de la Supersociedades, se debe revisar lo establecido en el parágrafo 2º del artículo 13 de la Ley 43 de 1990, donde establece que todas las sociedades comerciales de cualquier naturaleza, están obligas a tener revisor fiscal si sus activos brutos a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior sean o excedan el equivalente de cinco mil salarios mínimos y/o sus ingresos brutos durante el año inmediatamente anterior sean o excedan al equivalente a tres mil salarios mínimos.

De todas formas, cuando la S.A.S no requiera revisor fiscal, un contador público independiente quien actuará como auditor externo, dictaminará los estados financieros, con base en los cuales se presentará el proyecto de distribución de utilidades o de enjuagación de pérdidas acumuladas.

Las preguntas son absueltas por los socios de Araque & Asociados – Consultores Tributarios. Las respuestas se basan en el entendimiento de las normas vigentes y pueden no ser compartidas por las autoridades tributarias. Consulte nuestra página web www.araqueasociados.com. Realice preguntas al Email: preguntas@araqueasociados.com o en la Carrera 7 No. 8 – 72 Of. 502, Teléfono: 8721227.

Menú