Los representantes legales de las sociedades nacionales, inclusive de las extranjeras que a través de sucursales o establecimientos permanentes en el país realizan ingresos de fuente nacional, ya están enterados que la reforma tributaria contenida en la Ley 1607 de diciembre 26 de 2012, estableció o creo un nuevo impuesto para estas sociedades denominado IMPUESTO SOBRE LA RENTA PARA LA EQUIDAD “CREE”, cuyo hecho generador lo constituye la realización de ingresos susceptibles de incrementar el patrimonio, y cuyo objetivo en la norma es en beneficio de los trabajadores, en beneficio de la generación de empleo y en beneficio de la inversión social (Art. 20).

Pues bien, para los sujetos pasivos de este nuevo impuesto, que será de periodo anual previa presentación de declaración (enero 1° diciembre 31 de 2013), con tarifa inicialmente del 9% sobre su base gravable y a partir del año 2016 baja al 8%, se les exonera del pago de los aportes parafiscales al ICBF y Sena, igualmente la exoneración del pago de los aportes a la seguridad social en salud, correspondiente a los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, hasta diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes. De ahí que, la tarifa del impuesto a la renta a partir del año gravable 2013 ya no sea del 33% sino que se redujo al 25%.

Para este propósito legal y con el fin de que las sociedades contribuyentes de este impuesto para la equidad comiencen a gozar del beneficio de la exoneración de los aportes parafiscales, la ley previóla creación del mecanismo de la RETENCION EN LA FUENTE conforme se establezca en decreto reglamentario, mecanismo que tiene que comenzar a operar a más tardar antes del 1° de julio de este año 2013.

Efectivamente el gobierno nacional ha venido proponiendo mediante proyectos de decreto las normas que supuestamente comenzaran a regir para que opere la retención en la fuente a título del impuesto para la equidad “CREE”, cuyo propósito, es que esta retención comience a practicarse a partir del primero (1°) de mayo de este año 2013 por parte de los agentes de retención o autorretenedores, el cual se liquidara sobre cada pago o abono en cuenta susceptible de incrementar el patrimonio para el contribuyente sujeto pasivo de este tributo, de acuerdo con la actividad económica desarrollada y conforme a su tarifa definida que se propone también del 0.30% o 0.60% dependiendo de la actividad económica, y para algunas actividades específicas una tarifa del 1.50%.

Si efectivamente el decreto se firma y se publica para que la Retención en la fuente comience a operar a partir del primero de mayo de este año, es partir de esta fecha, que los contribuyentes de este impuesto cesarán sus pagos de parafiscales para el ICBF y SENA, y  a partir del primero (1) de enero de 2014 se exonera del pago a la seguridad social en salud.

Estas exoneraciones, reiteramos, es sobre los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, hasta 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes. Igualmente la exoneración de aportes parafiscales y seguridad social en salud aplica a las personas naturales empleadoras con dos o más empleados que devenguen individualmente considerados menos de diez salarios mínimos mensuales, sin ser sujetos pasivos del impuesto para la equidad.

Los empleadores de trabajadores que devenguen más de 10 salarios mínimos mensuales, sean o no sujetos pasivos del impuesto para la equidad, seguirán obligados a realizar los aportes parafiscales y la seguridad social, tal como lo establece las normas legales.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315

Menú