En la segunda semana de este mes de enero se dieron a conocer en los diferentes medios regionales y nacionales, lo que sería en contenido y temática la nueva reforma tributaria según el informe final (filtrado) de la comisión de expertos que el gobierno nacional conformo desde el año pasado para revisar la actual estructura tributaria del país.

El informe habla de una cantidad de polémicas medidas tendientes a conseguir mayores recursos tributarios como el aumento de la tarifa general del IVA y la ampliación de su base gravable incluyendo el reciente impuesto al consumo nacional; poner a declarar el impuesto a la renta a personas naturales con ingresos mensuales a partir de $1.800.000; ampliación también de la base gravable del impuesto a la renta eliminando exenciones y exclusiones; mantener y declarar como impuesto permanente el cuatro por mil, el nuevo régimen tributario de las entidades sin ánimo de lucro, etc. Nos preguntamos. ¿Estas medidas responden a una reforma tributaria estructural?

Lo cierto es, Colombia necesita de nueva reforma tributaria y con alto contenido de legislación con miras a conseguir mayores recursos tributarios para compensar la disminución de los ingresos petroleros, para el posconflicto y para ponerse un poco a tono por el rezago del país en varias dimensiones del desarrollo.

El Presidente de la República molesto por la filtración del informe de la comisión de expertos, le respondió al país por esas especulaciones, dudas y críticas que genero en la opinión pública la polémica propuesta del informe y dijo “El Gobierno ha dicho que va a estudiar y va a presentar una Reforma Tributaria estructural, y le hemos pedido a mucha gente que nos aporte sus conocimientos y sus propuestas. Una de esas instancias es una comisión que se creó por sugerencia de los gremios, y pactado por ellos, con gente independiente”.

Según el jefe de Estado, este informe de los expertos se trata de uno de los muchos insumos de los cuales el Gobierno se está nutriendo con miras a una reforma tributaria estructural, es decir, que el gobierno tiene a la mano y/o recibirá otros informes y estudios para la nueva reforma tributaria, para lo cual, según el mandatario, se tomarán el tiempo suficiente para socializarla con los diferentes actores de la economía y prometió, que se va a estudiar muy seria y responsablemente para determinar que lo que se le presente al Congreso de la República cumpla con los principios que debe tener una reforma estructural para la economía del país.

QUE ES UNA REFORMA TRIBUTARIA ESTRUCTURAL.

En términos prácticos, para los académicos, economistas y estudiosos del derecho fiscal y política tributaria y según recomendaciones de la OCDE, para Colombia hoy, una reforma tributaria estructural debe comprender: a) Atajar la evasión, b) reducir la carga tributaria de las empresas, c) gravar los dividendos y limitar las exenciones y beneficios tributarios que no tienen justificación económica, d) Eliminar definitivamente el 4 por mil, y e) Simplificar el sistema y hacer más eficiente la administración tributaria acompañadas de un mesurado gasto público.

Desde la academia y foros regionales siempre he manifestado, que la única reforma tributaria estructural conocida como tal, fue la concebida por la Ley 75 de 1986 que redefinió entre otros aspectos, la estructura teórica del impuesto a la renta en Colombia y se caracterizó por los siguientes aspectos como un ejemplo de reforma estructural:

  1. Redujo la tributación del impuesto a la renta en la relación socio-sociedad existente en ese momento.
  2. Reorientó las fuentes de financiamiento de las empresas al no permitir la deducibilidad total de los costos y gastos financieros por el alto endeudamiento.
  3. Desgravó el componente inflacionario de los rendimientos financieros.
  4. Desgravó la obtención de las utilidades nominales por venta de activos fijos y de la casa de habitación del contribuyente.
  5. Incentivo tributario por la inversión en bienes de capital.
  6. Faculto al gobierno nacional para que adoptara lo que hoy es la nueva relación estado-contribuyente con un procedimiento tributario que propicia el cumplimiento voluntario de la obligación tributaria.
  7. Faculto al gobierno nacional para la adopción de un régimen sancionatorio ejemplarizante pero que a la vez desmotiva el litigio y la controversia tributaria.
  8. Igualmente, un sistema administrativo de cobro que se caracteriza en principio por la persuasión y facilidades de pago, pero fuertemente represivo si el deudor es renuente al pago.
  9. También faculto al gobierno para que se adoptara lo que hoy aplicamos en materia de impuesto a las ventas, un impuesto al consumo de carácter general bajo la modalidad de IVA (Impuesto al valor agregado) con recaudo, declaración y pago en forma periódica en cabeza de un responsable jurídico.

He aquí lo que en aquella época se caracterizó como reforma tributaria estructural, desde luego no perfecta ni completa pero sí con verdaderos enfoques, temática y contenido a reforma estructural, hecho que así lo viví y me correspondió divulgarla como tal en mi calidad de funcionario de la Dian en ese entonces.

Recientemente el gobierno nacional ha venido haciendo pequeños ajustes o reformas tributarias con ciertos matices de estructurales como la Ley 1429 de 2010 que incentiva la creación de nuevas pequeñas empresas a cambio de incentivos tributarios hoy vigentes como gradualidad en el pago de la tarifa del impuesto a la renta, y la sustancial reforma a la base gravable de las personas naturales traída por la Ley 1607 de 2012 y la creación del nuevo impuesto la renta para la equidad “Cree” a cambio en la disminución de la carga parafiscal de la nómina.

QUE ES UNA REFORMA TRIBUTARIA COYUNTURAL.

Es lo contrario a estructural. Finalidad de recaudo para solucionar problemas de déficit fiscal. La última reforma tributaria de la Ley 1739 de 2014 se adoptó de tipo coyuntural prologando el gravamen a la inversión (Impuesto a la riqueza), creando sobretasa del Cree y otorgando amnistías a los morosos e inexactos.

Lo que, si es cierto, es que en este año 2016 se tiene que dar una nueva reforma tributaria, pero la gran pregunta sigue siendo: ¿Qué tanto de estructural va a tener, o nos sorprenderán con otra reforma coyuntural?

La verdad hoy, los empresarios colombianos están al límite en el pago de los impuestos que en cascada aprietan y erosionan las decisiones de inversión de nuestros empresarios, es una verdad que no podemos desconocer y así se ha dado a conocer en diferentes foros en presencia del Ministro de Hacienda y del propio presidente de la república.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas:  preguntas@araqueasociados.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Atención personalizada en la Calle 26  No. 8-25 Neiva, teléfonos: 8629225  y 321 452 3315.

Menú