Antes de finalizar este año 2018 el presidente Ivan Duque llevaría a cabo su tan anunciada reforma tributaria para sacar adelante uno de los grandes desafíos de su gobierno cual es el de recuperar el crecimiento del país y llevarlo a una tasa superior al 4 por ciento anual. Así lo manifestó durante su campaña, en su primer discurso como presidente electo, en el discurso de posesión y en diferentes entrevistas como presidente de los colombianos.

 

Guste o no nos guste, regalito de navidad seguro vamos a tener los colombianos, y como dice el padre Linero: “oye”, con rebaja de impuestos para las empresas, con incremento para las personas naturales por servicios personales y con ampliación de la base gravable en el IVA y lo peor, esta ampliación es para gravar los productos de la canasta familiar dejando excluido salud, educación, transporte, servicios públicos, financiero, construcción de obras públicas, construcción de edificaciones, alquiler de vivienda y gobierno.

 

Estos tres combos fue presentado recientemente por el Ministro de la cartera de Hacienda Alberto Carrasquilla a un grupo de congresistas con el objetivo de cubrir el hueco de financiamiento que tiene para el próximo año y que el propio ministro lo ha estimado en $25 billones. Dios mío porque tanta plata.

 

Se observa que trata de una mezcla de medidas tributarias, incentivos empresariales y sociales, así como medidas para impulsar la administración tributaria. Y como se ha conocido, ya no se presentará una reforma tributaria sino una ley de financiamiento, algo parecido ocurrió con la reforma tributaria de la Ley 1739 de 2014, donde el gobierno nacional en cabeza del entonces ministro de hacienda Cardenas Santamaría esgrimía la necesidad de financiamiento del hueco en el presupuesto del año 2015 que se redondeaba en 12.5 billones de pesos por la caída de los precios del petróleo y otras presiones fiscales. Con esta ley finalmente se creó el impuesto a la riqueza, una sobretasa del impuesto a la renta para la equidad “Cree” y una normalización de activos omitidos y pasivos inexistentes.

El “Combo 1” se propone asi:

 

Combo 2 asi:

Y el combo 3, asi:

En fin, en palabras del presidente: «Lo que el país necesita es que el sistema tributario sea equitativo, sea progresivo y sea eficiente. Colombia necesita es que diseñemos un sistema tributario en donde el más pobre sea el que más se beneficie y no los más ricos».

 

En este mismo sentido, el ministro Carrasquilla reiteró su intención de aumentar los impuestos a algunos ciudadanos para reducir las cargas tributarias de las empresas. «Hay un grupo de casi 10.000 personas con un alto nivel de ingreso y una tributación muy baja. Si ahí se hace un incremento moderado y bien focalizado, podemos conseguir recursos que nos permitan bajarle la carga tributaria a los generadores de empleo».

 

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consúltenos en www.araqueasociados.com Preguntas y sugerencias en el correo: contacto@araqueasociados.com. Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficina 7 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 862 61 61 y 321 452 3315 de Neiva, Huila.

 

 

Menú