En esta segunda entrega del CONSULTORIO TRIBUTARIO de ARAQUE ASOCIADOS y DIARIO DEL HUILA, analizaremos el punto 2 del que hicimos referencia en la edición anterior, es decir, LA DEPURACIÓN DE LA BASE PARA EL CÁLCULO DE LA RETENCIÓN DE LAS RENTAS DE TRABAJO, con base en las normas del Decreto 1070 de mayo 28 de 2013, teniendo en cuenta que el tema ya había sido reglamentado por el Decreto 099 de enero 25 de 2013.

Establece el artículo 2 del nuevo reglamento, que para obtener la base de retención en la fuente sobre los pagos o abonos en cuenta por concepto de rentas de trabajo efectuados a las personas naturales pertenecientes a la categoría de empleados, se podrán detraer los siguientes factores:

  1. Los ingresos que la ley de manera taxativa prevé como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Ejemplo:
  • Dividendos y participaciones, rendimientos financieros, utilidad en venta de acciones que se coticen en bolsa, indemnizaciones por seguros de daño, los gananciales, etc.
  1. Las deducciones a que se refiere el artículo 387 del Estatuto Tributario, reglamentado por el articulo 2 del Decreto 099 de 2013:
  • Intereses por préstamos para vivienda, los pagos por salud prepagada sin exceder de 16 UVT mensuales, y hasta un 10% del ingreso laboral por concepto de dependientes sin exceder de 32 UVT mensuales. Recordemos que los pagos por educación ya no opera como deducción.
  1. Los aportes obligatorios al Sistema General de Seguridad Social en Salud, que no lo había contemplado el Decreto 099 de 2013.

4-Las rentas que la ley de manera taxativa prevé como exentas en razón a su origen y beneficiario.  Como lo habíamos indicado en la edición anterior de CONSULTORIO TRIBUTARIO, el 25% a que hace referencia el numeral 10 del Art. 206 del ET, también procede para las personas naturales clasificadas en la categoría de empleados cuyos pagos o abonos en cuenta no provengan de una relación laboral.

Las personas naturales cuyos ingresos no provengan de una vinculación laboral, estarán sujetas a la retención mayor que resulte de aplicar la tabla del artículo 383 y la tabla del artículo 384 del Estatuto Tributario, independientemente de si son declarantes o no del impuesto a la renta, salvo que entreguen a su contratante la información de la que hicimos referencia en la edición anterior (Articulo 1°) para que se determine la clasificación de acuerdo con la información suministrada.

Por ejemplo, como el profesional independiente o prestador de servicios técnicos le obliga también a suministrar a su contratante la referida información, al constatarse con base en la información suministrada que el trabajador no está obligado a declarar renta por el año anterior pero sí tiene la condición de EMPLEADO, el agente retenedor solo le debe aplicar la tabla de tarifas de retención del artículo 384 del ET la que tradicionalmente conocemos para los trabajadores con relación laboral, salvo que no tenga la categoría de EMPLEADO, en cuyo caso, el cálculo de la retención fuente se hará con base en las normas generales para honorarios, comisiones o servicios con tarifas que oscilan según el caso, del 4%, 6%, 10% o del 11%. Pero si el trabajador se niega a suministrar la información, no solo va a estar reportado a la Dian como omiso de esta obligación, sino también que la retención mensual será la mayor entre las dos tablas de tarifas contempladas en los artículos 383 y 384 del ET.

CONTINUARÁ………

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315. Síguenos en Twitter @araqueasociados

Menú