En varios auditorios de esta ciudad se ha venido hablando o explicando por parte de los funcionarios de la Dian y de destacados conferencistas de talla nacional, de los cambios introducidos por la ley 1607 de diciembre 26 de 2012 –Reforma Tributaria- al régimen del impuesto a la renta de personas naturales y de personas jurídicas, de los cambios en el Iva, de un nuevo impuesto al consumo, del impuesto para la equidad CREE, de amnistías tributarias, de normas antievasión y de otros aspectos regulados en esta reforma. Desafortunadamente no he podido asistir a ninguno de estos conversatorios por fuerza mayor, pero desde nuestra condición de asesores consultores tributarios, existen muchos interrogantes acerca de esos cambios introducidos al régimen impositivo, en especial, al impuesto a la renta de las personas naturales.

Uno de los pilares de la reforma fue rescatar el principio de la EQUIDAD frente a la tributación precisamente de las personas naturales asalariadas y de los trabajadores independientes, porque, entre otros aspectos, según los estudios de la Dian y de Fedesarrollo, estos trabajadores con ingresos superiores a los cinco millones de pesos no están tributando bajo el principio constitucional denominado la progresividad (equidad vertical), es decir, “que la persona que gane más que pague más”.

Fue el motivo entonces, para introducir cambios en la legislación y así obtener una base gravable del impuesto a la renta acorde a la capacidad de pago del contribuyente y a la tasación de unos impuestos más justos. En otras palabras, la reforma en boca del gobierno nacional y con mucha “alaraca”, no persigue ánimo recaudatorio, sino más bien, mayor tributación para los que más ganan, y menor tributación o una tributación de cero pesos para los que ganan poco.Si este fue uno de sus fines, el principio también constitucional de la Equidad, en la práctica para los trabajadores, puede resultar ser desastroso o calamitosocon pago de impuestos demasiadamente altos, tema sobre el cual podríamos estar refiriéndonos en el próximo consultorio, al menos que salgan decretos reglamentarios desarrollando el tema con sentido e interpretación sistemática o teleológica. Por el momento, como recordamos en ediciones anteriores de esta columna, para lograr los propósitos de rescatar el principio de la equidad tributaria y solamente con estos fines, la ley consagró una nueva clasificación de las personas naturales, ubicándonos ahora en la categoría de:

  1. Empleados. Esta categoría incluye,no solamente los que presten servicios personales mediante una relación laboral o de la realización de cualquier actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante,sino que también incluye los trabajadores que presten servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos donde no tengan que ocupar maquinaria o la utilización de materiales o insumos especializados (trabajadores independientes).
  2. Trabajadores por cuenta propia:Para esta categoríase señalan 16 tipos de actividades económicas que van desde la realización de una actividad comercial hasta la prestación de servicios financieros, con rangos mínimos de base gravable.
  • Por defecto, es decir, para los que no se encuentren en ninguna de las anteriores categorías, un proyecto de decreto reglamentario que actualmente está colgado en el portal de la Dian, señala una tercera categoría que la ha denominado “Otros contribuyentes del régimen ordinario o general”. Para esta categoría se está señalando por ejemplo, a los notarios, a las personas naturales que se clasifiquen como cuenta propia y perciban ingresos superiores a 27.000 UVT, a las personas pensionadas.

Continúa…….

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315

Menú