NUESTRO PROPOSITO ES, COMO PRESENTAR HOY UNA DECLARACION DE RENTA OPTIMA PARA EL FISCO Y OPTIMA PARA EL OBLIGADO TRIBUTARIO.

En los últimos años, cumplir con las obligaciones tributarias ante la Dian por parte de las personas naturales especialmente con el impuesto a la renta, es una tarea dispendiosa, controversial y desobligante tanto para el obligado tributario como para el usuario permanente de la información tributaria, y no es para menos, porque este impuesto, ha venido sufriendo con  las últimas reformas tributarias cambios sustanciales y estructurales en su base gravable y tarifas, que aunque las intenciones del gobierno han sido con el ánimo de lograr un mayor grado de equidad tributaria -es la idea que nos han vendido- los resultados no han reflejado los propósitos de los cambios.

Hasta el año gravable 2012, las declaraciones de renta de las personas naturales era una actividad anual rutinaria dentro del ámbito de las obligaciones tributarias ante la Dian, porque cumplir con dicha obligación era aplicar año tras año el mismo régimen tradicional de base gravable del impuesto a la renta, y el impuesto a pagar, era el resultado de un comportamiento y conducta individual del obligado curtido de viejas mañas y amparado con una legislación que le permitía presentar declaraciones de renta con baja tributación o con saldos a favor.

Desde el año gravable 2013, el gobierno nacional le ha vendido apostando, en el mejor sentido de la palabra, hacia una tributación del impuesto a la renta de las personas naturales que rescate el principio constitucional de la equidad tributaria, buscando además, simplicidad y formalización en las obligaciones,  no volviendo obligatorios los sistemas sino alternativos y voluntarios, ensayando la integralidad de impuestos, con el fin además, de obtener mejores resultados en el recaudo y buscando tener registrada en el RUT la economía informal.

En este contexto encontramos y aplicamos desde el año gravable 2013. bases gravables diferentes como el IMAN y el IMAS, el Monotributo, la renta cedular, sistemas que no han dado los resultados esperados por el gobierno nacional, por el contrario, han convertido los sistemas de cumplimiento en trámites engorrosos, complicados, controversiales y desobligantes. Ojala, igual no suceda con el régimen SIMPLE, que como vamos, no es tan simple. Sera simple un esquema de tributación y formalización cuyo proyecto de decreto reglamentario contiene más de 60 páginas?.

Para el año gravable 2018 nos preparamos para presentar la segunda y última declaracion de renta con sistema de base gravable bajo cinco (5) cedulas diferentes y con tarifas diferentes, obligación, que entre otros aspectos engorrosos del sistema, aplicaremos más con el fin de acertar antes que de obrar con certeza, como es, la procedencia y limitación de rentas exentas y deducciones especiales para cada una de las cedulas, la determinación de la misma renta líquida sumaria cedular, la renta presuntiva, los dividendos gravados y no gravados, etc.

A partir del año gravable 2019, seguimos con el sistema de base gravable cedular pero con una cedula general unificada que dará lugar igualmente a determinadas complicaciones, restricciones, limitaciones y prohibiciones, partiendo del mismo diseño del formato 210 para declarar el impuesto.

Para este propósito, la firma ARAQUE ASOCIADOS CONSULTORES TRIBUTARIOS SAS, ofrece seminario taller para el próximo viernes 14 de junio de cómo preparar esa declaracion de renta personas naturales año gravable 2018 con resultados óptimos para las partes, información que se pueden consultar en la página www.araqueasociados.comy con nuevos beneficios para los participantes.

EL IMPUESTO COMPLEMENTARIO DE NORMALIZACION TRIBUTARIA.

A primero (1) de enero de 2019, tener activos omitidos, es decir, no declarados, o tener pasivos inexistentes, en uno u otro caso, o ambos, tiene varias connotaciones de tipo tributario e inclusive penal que ponen en aprietos a los contribuyentes del impuesto a la renta que en estas situaciones se encuentren.

  1. LA NORMALIZACION TRIBUTARIA. Como lo hemos venido comentando en ediciones anteriores y sobre el cual el gobierno nacional ya expidió el Decreto 874 de 2019, es la última oportunidad en este año 2019, de normalizar el balance para quienes (personas naturales y jurídicas) a primero (1) de enero de este año, tengan activos omitidos o pasivos inexistentes, declarando y pagando un impuesto complementario de normalización equivalente al 13% del valor del costo fiscal histórico de los activos omitidos o el autoevalúo comercial con soporte técnico que establezca el obligado o contribuyente, autoevalúo que deberá ser como mínimo el valor del costo fiscal determinado conforme a las reglas del estatuto tributario.

En el caso de pasivos inexistentes, la base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria será el valor fiscal de dichos pasivos inexistentes según lo dispone también el Estatuto Tributario o el valor reportado en la última declaración de renta.

  1. QUE PASA SI ESTANDO OBLIGADO A SANEAR EL BALANCE NO LO HAGO.

El contribuyente que a primero de enero de 2019 tenga activos omitidos o pasivos inexistentes y no se acoja al impuesto complementario de normalización tributaria, queda expuesto a las siguientes consecuencias tributarias de conformidad con el articulo 239-1 del estatuto tributario:

  1. La administración tributaria con base en sus facultades de fiscalización, puede demostrarle al contribuyente que declara pasivos inexistentes o tiene activos omitidos, y el valor de los mismos, constituye renta gravable con tarifa plena del impuesto a la renta en el periodo objeto de revisión, periodos gravables del año 2016 y 2017 que aun estan abiertos para ser revisados por la administración tributaria. El mayor impuesto que por este motivo se liquide, generara también sanción por inexactitud equivalente al 200% del mayor impuesto liquidado, sin perjuicio de las acciones penales que se puedan derivar por la omisión de activos o pasivos inexistentes de conformidad con el articulo 434A del código Penal.
  2. Sin embargo, para evitar las consecuencias tributarias del punto anterior, el contribuyente puede declarar o corregir las declaraciones de renta para incluir los activos omitidos o prescindir de los pasivos inexistentes originados en periodos gravables no revisables por la Dian, declarando y adicionando como renta líquida gravable el valor de los mismos y liquidando el valor del impuesto de renta correspondiente y así se evita la determinación oficial del impuesto con la aplicación de la sanción por inexactitud.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consúltenos en www.araqueasociados.comPreguntas y sugerencias en el correo: contacto@araqueasociados.com. Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficinas 5, 7 y 8 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 8626161 y 321 452 3315 de Neiva, Huila.

Menú