Continuando con este tema desde la edición anterior, indicábamos que lo importante es que el agente retenedor tenga claro, cuando el trabajador independiente no tiene la categoría de empleadopara que la retención en la fuente a título del impuesto a la renta no sea la tabla de ingresos laborales del artículo 383 del E. T. sino las tarifas generales tradicionalmente conocidas del 4%, 6% o del 10% de este mismo estatuto reglamentas por el Decreto 260 de 2001. Y precisamente el parágrafo 3 del artículo 1 del Decreto 099 de 2013 está determinando lo siguiente:

Los pagos o abonos en cuenta por concepto de honorarios, comisiones y servicios que efectúen los agentes de retención a contribuyentes personas naturales que no pertenezcan a la categoría de empleados, seguirán sometidos a lo previsto en el artículo 392 del Estatuto Tributario en concordancia con el Decreto número 260 de 2001”.

Atendiendo a lo previsto por el artículo 329 del E. T. en la forma como fue modificado por el artículo 10 de la ley 1607 de 2012, un trabajador independiente no tiene la categoría de empleado cuando sus ingresos por el ejercicio de actividad profesional o prestación de servicios técnicos sea inferior a un 80% del total de ingresos realizados en el respectivo periodo gravable, es decir, que en el año  gravable obtuvo ingresos por más de un 20% de actividades diferentes a honorarios, comisiones o servicios.

En esta misma orientación, es muy importante que el agente retenedor tenga claro también, que al independiente se le debe practicar retención fuente con base en la tabla de tarifas para ingresos laborales cuando el trabajador manifieste por escrito que tiene la categoría de empleado conforme a lo señalado en el citado artículo 329 del E.T. Si así lo hace, el agente retenedor queda en la obligación de practicarle retención con base en la tabla de retención para ingresos laborales. Si el independiente por ejemplo guarda silencio o manifiesta no cumplir los requisitos, la retención a descontar será la general o tradicional del 4%, 6%, 10% e inclusive del 11%.

Recordemos que la tabla para retención fuente para la categoría de empleados, la del artículo 383 del E. T., hasta 95 UVT ($2.550.000 año 2013) la retención fuente es de cero pesos.

RETENCION EN LA FUENTE MINIMA PARA LA CATEGORIA DE EMPLEADOS.

La ley de reforma tributaria estableció una retención mínima que será aplicable a partir del primero de abril del año en curso y corresponde a la tabla que quedo contenida en el artículo 384 del E.T. Esta retención solamente aplicará para aquellos empleados obligados a presentar declaración de renta y pagos hasta $3.461.000 por este año 2013 no tienen retención fuente. El Decreto 0099 de 2013 ha reglamentado su manejo en la siguiente forma:

  1. La retención mínima aplica tanto a asalariados como a independientes.
  2. La retención mínima aplicará prácticamente sobre una base de retención plena, esto es, solo admite detraer o restar del valor del ingreso los aportes obligatorios al sistema de seguridad social (salud, pensión y ARL). La base para la retención mínima no admite restar rentas exentas ni aportes voluntarios a fondos de pensiones, ni ninguna otra depuración.
  3. Esta retención mínima aplica solo en cuanto la retención normal del mes sea inferior a la mínima. Es decir, la retención aplicable a partir de abril será la mayor que resulte de comparar la retención normal del artículo 383 del E. T. y la mínima.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque & Asociados –Consultores Tributarios-. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com Preguntas: preguntas@araqueasociados.com Atención personalizada en la Carrera 7 No. 8-72 oficina 204 Neiva, teléfonos: 872 12 27 y 321 452 3315

Menú