En el Consultorio Tributario pasado, se absolvía la siguiente inquietud: Soy soltero y pensionado, tengo mi casita y un taxi de servicio urbano que lo estoy pagando. ¿Qué bienes debo incluir dentro de éste monto de patrimonio y porqué valor los estimo?. Además, ¿los ingresos deben ser solo los del taxi porque mi pensión es exenta?

 

Frente a la segunda inquietud, de estar obligado a declarar renta conforme a los requisitos establecidos por la Ley (enunciados en el Consultorio anterior), deberá incluir todos los ingresos recibidos en el periodo gravable, es decir, entre el 1° de enero al 31 de diciembre del año, tales como: el producido bruto del taxi, los intereses recibidos si tiene dinero ahorrado o prestado, el arrendamiento de alguna habitación de su casa, entre otros,  inclusive, la pensión de jubilación sin importar que es una renta exenta del impuesto.

 

Es probable, que no esté obligado a declarar porque su patrimonio bruto en la forma como se le indica que los debe estimar, no llega al tope de los $ 99.243.000; pero sí puede estar obligado por ingresos recibidos durante todo el año gravable 2008, el cual no debe superar $ 72.778.000. Por último, recuerde que la norma tributaria también exige, que del total de ingresos recibidos para no estar obligado a declarar, por lo menos un 80% debe provenir de su pensión de jubilación y/o de sus salarios. A estos ingresos declarados tiene derecho a restar todos los gastos que tengan relación de causalidad con sus rentas declaradas. Además, sus consumos con tarjeta de crédito, o el total de compras y consumos en el año no deben exceder de $ 61.751.000, y las consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras no excedan de $ 99.243.000

 

Un colega nos consulta: ¿En materia tributaria hay que agotar la Conciliación como  requisito de procedibilidad?, teniendo en cuenta que el artículo 13 de Ley 1285 del 22 de enero de 2009 lo exige para poder iniciar un proceso administrativo.

 

En efecto, la Ley 1285 de 2009, que reformó la Ley 270 de 1996 (Estatuto de la Administración de Justicia), estableció la institución de la conciliación extrajudicial como requisito de procedibilidad en materia contenciosa administrativa. En consecuencia, previo a iniciar una demanda en ejercicio de la acción de (i) nulidad y restablecimiento de derecho, (ii) reparación directa, y (iii) controversias contractuales, el interesado deberá adelantar el trámite de la conciliación extrajudicial ante la procuraduría, para agotar así, el requisito de procedibilidad y poder demandar ante lo Contencioso Administrativo.

 

No obstante, es primordial tener en cuenta que el agotamiento del requisito de procedibilidad opera solo en los asuntos que sean conciliables. Esto es muy importante, porque en materia tributaria por disposición expresa del Legislador, no puede haber conciliación en los asuntos que versen sobre conflictos de carácter tributario, lo anterior de conformidad con el parágrafo 2 del artículo 70 de la Ley 446 de 1998.

 

Del mismo modo, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 1716 del 14 de mayo de 2009, por medio del cual se reglamenta el artículo 13 de la Ley 1285 de 2009, reiterando que no es susceptible de conciliación extrajudicial en lo contencioso administrativo, los asuntos que versen sobre conflictos de carácter tributario.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, en materia tributaria no puede haber conciliación extrajudicial, y por lo tanto, no es procedente agotar el requisito de procedibilidad.

Menú