“Los trabajadores independientes dentro de la categoria tributaria de empleados por el año gravable 2015, tienen derecho a solicitar renta exenta del 25% de sus ingresos realizados y a solicitar los costos y gastos incurridos en el desarrollo de su actividad”.

Nos han planteado preguntas en nuestra página www.araqueasociados.com las que procuraremos responder por este mismo medio o por invitación que le hacemos al consultante para atenderlos personalmente en nuestras oficinas que abajo aparecen.

La pregunta que vienen haciendo las personas naturales que han obtenido ingresos por prestación de servicios personales mediante una contratación diferente a la laboral, es decir, contrato de prestación de servicios independientes, es, si tienen derecho a deducir los gastos incurridos que fueron necesarios para poder prestar el servicio, por aquello -como lo menciona el consultante- “de la prohibición expresa que estableció el artículo 26 de la Ley 1739 de 2014, en la que, nos concedió el beneficio tributario de utilizar renta exenta del 25%, pero nos prohíbe solicitar fiscalmente costos y gastos”.

Pregunta por cierto de mucho interés y tema de actualidad, porque es producto y consecuencia de los cambios que las dos últimas reformas tributarias han introducido al esquema de base gravable para el impuesto de renta de las personas naturales (Leyes 1607 de 2012 y 1739 de 2014).

En primer lugar, desde ya hacemos una precisión o señalamiento de lo que la ley tributaria en Colombia ha considerado como el derecho de poder solicitar costos y deducciones de los trabajadores independientes desde hace muchos años y es lo previsto en el artículo 87 del Estatuto Tributario, que aunque pueden estar limitados a un porcentaje con respecto a los ingresos obtenidos, si hay derecho de solicitar costos y deducciones propias de los profesionales independientes y de los comisionistas.

En segundo lugar, es preciso comentar brevemente algunos aspectos de los trabajadores independientes para efectos tributarios, para comprender, porqué hoy, por el año gravable 2015, no obstante de la prohibición del citado artículo 26 de la Ley 1739 de 2014 de solicitar costos y deducciones de los trabajadores independientes, sí se puede solicitar los costos y los gastos incurridos en la prestación de servicios independientes, siempre y cuando los mismos cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 107 del E.T. (la relación de causalidad con la renta declarada, la necesidad y proporcionalidad del gasto).

Para efectos del impuesto a la renta, como siempre lo hemos comentado y de lo cual existe hoy mucha claridad, las personas naturales para efectos del impuesto a la renta se clasifican a partir del año gravable 2013 en tres grupos: 1) Empleados 2) Trabajadores por cuenta propia 3) Demás personas naturales.

Empleados: Son las personas naturales que prestan servicios personales y que realizan su actividad por cuenta y riesgo del contratante. Dentro de esta categoría encontramos dos tipos de contribuyentes: Empleados Asalariados y Empleados independientes.

Empleados asalariados los que prestan sus servicios a través de un vínculo laboral o legal y reglamentario, y son Empleados Independientes, los que prestan sus servicios a través de un contrato de prestación de servicios, así de sencillo es.

Digamos que hasta el año gravable 2012, solo eran empleados para efectos tributarios los asalariados, pero el artículo 103 del E.T. desde hace mucho tiempo ha considerado como como rentas de trabajo, no solamente los ingresos laborales sino también entre otros, los honorarios profesionales y en general las compensaciones por servicios personales.

Para pertenecer a la categoría de Empleados, se debe cumplir con el 100% de las siguientes condiciones: a) Ser residente en Colombia. b) Que por lo menos el 80% del total de sus ingresos provengan de esos servicios personales (salarios, comisiones, honorarios y servicios). c) Vinculación a través de un contrato laboral o legal y reglamentario o contrato de prestación de servicios.

Luego viene el tema del derecho a solicitar renta exenta del 25% de los ingresos como trabajador independiente siempre y cuando aplique como Empleado para efectos tributarios. Aquí es otro punto importante analizar para concluir que, sí hay derecho a solicitar costos y gastos de los trabajadores independientes no obstante del derecho de la renta exenta, es decir, para el trabajador o profesional independiente como empleado, hay derecho a la renta exenta del 25% en la forma como la ley la permite calcular (Numeral 10 Art. 206 E.T.) y hay derecho a solicitar costos y gastos deducibles en los términos y condiciones de los artículos 87 y 107 del E.T.

La renta exenta del 25% hasta el año gravable 2014 solo estaba permitida como beneficio tributario en el impuesto de renta para los ingresos laborales. Luego el decreto reglamentario 1070 de 2013 haciendo honor a esta nueva categoria tributaria de empleados, permitió que para efectos de la retención en la fuente a los empleados, a los ingresos provenientes en una relación diferente a la laboral se pudiera descontar también como renta exenta el 25% en la forma de cálculo prevista en el citado numeral 10 del artículo 206 del E.T.

Luego el artículo 26 de la Ley 1739 de 2014, adiciono al numeral 10 del art. 206 del E.T. el parágrafo 4, para elevar a rango de ley la exención del 25% sobre los ingresos o rentas obtenidas en una relación diferente a la laboral dentro de la categoria de empleados.

Sin embargo la misma disposición señaló una prohibición expresa, en el sentido que los empleados trabajadores independientes con el beneficio de renta exenta del 25%, no podían solicitar el reconocimiento fiscal de costos y gastos distintos de los permitidos a los empleados asalariados, quiso decir con ello, que los trabajadores independientes empleados con renta exenta del 25%, solo podía solicitar las mismas deducciones permitidas a los asalariados como los intereses pagados por préstamo de vivienda, la medicina prepagada, la deducción por dependientes y el pago de la seguridad social por salud. En otras palabras, no podía solicitar los costos y deducciones necesarios para obtener la renta de los permitidos en el artículo 87 del E.T. en concordancia con el artículo 107.

No se hizo esperar la demanda de inconstitucionalidad de esta prohibición y la Corte Constitucional en Sentencia C-668 de 2015, declara la inexequibilidad de la prohibición por transgredir el principio de equidad tributaria vertical.

CONCLUSION: Por el año gravable 2015, los trabajadores o profesionales independientes que tengan la categoria de Empleados, pueden solicitar la renta exenta del 25% y poder deducir de la renta bruta obtenida, los gastos incurridos y necesarios para obtener la renta, en los términos y condiciones de los artículos 87 y 107 del Estatuto Tributario.

Las opiniones son responsabilidad de los socios de Araque Asociados Consultores Tributarios SAS. Nos basamos en el entendimiento de las normas vigentes y en el conocimiento del derecho tributario, y puede no ser compartido por las autoridades tributarias. Consulte www.araqueasociados.com. Preguntas: contacto@araqueasociados.com. Atención personalizada: Carrera 5 No. 14-32 oficina 7 Pasaje de la Quinta, teléfonos: 866 7916 y 321 452 3315.

Menú